Messages from Coworkers

Fernando Robledo Ayala

La Gloria De Dios



LA GLORIA DE DIOS.



1 Corintios 10:31. "Hacedlo todo para la gloria de Dios" 



Todo lo que el cristiano hace lo debe hacer para la gloria de Dios, ese es su estándar. Eso es tener la "mente de Cristo". Puede que estemos infinitamente distantes del modelo y estándar establecido por Dios, pero podemos animarnos al comprender que Él mismo es la fuente de poder que necesitamos para lograr ese estándar.



Gracias a Dios, hubo un Hombre sobre la tierra cuyo corazón jamás deseó agradarse a sí mismo, ¡sino que cada uno de sus pensamientos, palabras y acciones glorificaron perfectamente a Dios! Nadie más que Él, sin ni un ápice de jactancia ni exageración, pudo dicerle al Padre: "Yo te he glorificado en la tierra" (Jn 17:4). Para Jesús, glorificar a Dios en todas las cosas significa que tomó nuestros pecados en Su bautismo y, soportar la muerte en el cruz. ¡Valoraba más la gloria de Dios que su propia vida! Justo antes de Su muerte, el Señor dijo: "Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en Él. Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo" (Jn 13:31-32). Pedro testificó que Dios glorificó al Señor Jesús (Hch 3:13),y ahora, en el mismo rostro que los hombres escupieron, resplandece la gloria de Dios (2 Co 4:6).



El hecho de que seamos salvos por su incomparable bautismo y muerte, por muy grande que sea, ¡es algo secundario ante el hecho de que Dios fue glorificado en ella! Hacemos bien en tener esto en mente, no vayas a ser que, incluso en nuestra adoración, la bendición del hombre usurpe el lugar que le pertenece a la gloria de Dios. De la misma forma, cualquier verdadero servicio hecho para Cristo, sea dirigido a creyentes o a inconversos, debe tener por objeto final la gloria de Dios y no la bendición de los hombres. El apóstol Pablo dejó esto claro al hablar de su propio ministerio: "Todas estas cosas padecemos por amor a vosotros," y luego añade: "para gloria de Dios" (2 Co 4:15).





- El Señor Está Cerca

- E. Dennett.



"Guarda silencio ante el Señor, y espera en él"

- Salmo 37:7.



Dios tomo todos tus pecados en su Bautismo. Y los pago con su Sangre en la cruz del Calvario. Todos de una vez y para siempre; 

pasados, presente y futuros.





"Por la fe entendemos"

- Hebreos 11:3.



"NO ARROJES PIEDRAS EN LA FUENTE DE LA QUE HAS BEBIDO" 

"DEBEMOS PEDIRLE A DIOS QUE NOS AYUDE A VIVIR CADA DÍA EN EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO ". 



Tomado De: El Señor Está Cerca 

Fernando Robledo. Pastor de la Iglesia Emmanuel. 

Dios Los Bendiga. 

www.iglesiacomunidademmanuel.org

iglesiacomunidademmanuel@hotmail.com